Las etapas de un embudo de Marketing

Las etapas de un embudo de Marketing

Imagino que ya tienes claro qué es un embudo de Marketing. Básicamente, se centra en fasear el proceso de venta de la forma más eficaz. Para ello, es importante que antes de comenzar, conozcas muy bien a tu público objetivo, ya que será el foco principal de todos los movimientos.

¿Cómo atraer a tú cliente?

¿En qué zona se encuentra?

¿Cuáles son sus gustos, sus intereses?

¿Cómo llegar hasta él?

¿Qué páginas visita?

¿Con qué tipo de contenido interacciona?

Aunque hay varios tipos de embudos de Marketing que ya hablaremos en otros artículos, vamos a trabajar sobre el más extendido.

Previamente a pasar a la acción, será necesario que tengas muy claro donde se encuentra tu foco y cuáles van a ser las acciones a desarrollar.

Para ello, te aconsejo que interiorices estas 4 fases, que son la base de todo embudo de ventas:

1- Atracción: Seduce a tu público con un gancho, atráelo al embudo.

2- Interacción: Despierta el interés para obtener una respuesta por su parte. Likes, comentarios, llamadas, preguntas… cualquier contacto directo será una oportunidad.

3- Conversión: Transforma a tu lead en un cliente potencial.

4 -Fidelización: Apórtale contenido en valor para que siga eligiéndote a ti y a tu cartera de productos o servicios.

A continuación, vamos a describirlas más detalladamente.

Teniendo en cuenta que ya tenemos diseñado nuestro embudo de Marketing, sabemos nuestro público objetivo, y el producto o servicio que pretendemos vender, comenzamos con la primera fase.

atraccion embudos de ventas

1 – ATRACCIÓN: El objetivo del embudo es introducir el mayor número de potenciales clientes, para conseguir que finalmente nos compren. Para que esto suceda veremos las estrategias y acciones que debemos hacer para lograr este gran hito.

Amplíalo en este artículo.

2 – INTERACCIÓN: Una vez finalizada la primera fase y teniendo nuestra base de datos, vamos a “calentar el link”, ósea ir trabajando el vínculo con el potencial cliente, ofreciendo algo de valor, como pueden ser información, videos, consejos, etc.

3 – CONVERSIÓN: El objetivo del embudo es la venta. Debemos ser muy hábiles para ello y diseñar bien nuestro embudo para actuar cuando nuestro cliente está verdaderamente preparado para comprarnos. Hay es cuando lanzamos las acciones.

Acciones como una oferta puntual, con un descuento atrayente con limitación de tiempo o unidades.

4 – FIDELIZAR: Esta parte del embudo, tendremos como objetivo, conseguir embajadores de nuestra marca. Seguiremos teniendo relación con nuestros potenciales clientes, para que puedan ser futuros consumidores de otros productos/servicios o prescriptores de nuestra marca.

Una vez tengas claro cuáles son las fases y las acciones ideales a desarrollar, ¡vamos a ponerlas en marcha!.

Conclusiones: Es sencillo, un buen gancho y una buena promoción. Recuerda, el cliente es el centro de todo. Adáptate a él y apórtale aquello que necesita.

3 Comentarios
  • JUAN CARLOS LÓPEZ GARCÍA
    Publicado a las 14:13h, 17 agosto Responder

    Sabes más que los ratones coloraos . Saludos de tu amigo de Nerpio – El capitán-

  • JUAN CARLOS LÓPEZ GARCÍA
    Publicado a las 14:14h, 17 agosto Responder

    Sabes más que los ratones coloraos – Tu amigo , de Nerpio – Capitán-

    • Jose Hernández
      Publicado a las 11:19h, 18 agosto Responder

      ja,ja,ja….Un abrazo enorme Juan Carlos espero que este bien.

Publicar un comentario

WhatsApp chat